src='http://f1glamour.com'

domingo, 20 de septiembre de 2015

Sebastian Vettel y Ferrari en todo lo alto en Singapur.


Una línea roja fue todo lo que vieron los adversarios del Ferrari de Sebastian Vettel.  No erró un centímetro el día de hoy el teutón niño maravilla. Una brisa de alegría se sintió al ver diferentes protagonistas en el podio. El rojo siempre es atractivo y el día de hoy solamente fue amenizado por los azules obscuros y rayas del Red Bull de Daniel Ricciardo, con su enorme y franca sonrisa.



Cerrando el podio, Kimi Raikkonnen, regresó a su serio gesto, después de haberse mostrado muy sonriente todo el fin de semana.



También el día de hoy, fueron aplazadas las ilusiones de Lewis Hamilton quien ya acostumbrado a ocupar lo más alto del podio éste año, aspiraba igualar el número de victorias de su ídolo Ayrton Senna. Para descartar aún más éste fin de semana en los recuerdos de Lewis, aproximadamente a un tercio de terminar la justa, su auto comenzó a perder poder. Imagínense al grado que el Mclaren de Fernando Alonso,  le adelantaba, !ups!, por lo que su auto fue retirado de pista.

Como es de esperar en el circuito callejero con bardas resguardándole sin piedad a los errores, incidentes provocaron banderas amarillas y el ingreso del safety car. El más insólito fue el caso de un distraído transeúnte que me dio la percepción estaba distraído del riesgo al que estaba sometiendo a pilotos y a su persona, tal vez, al querer acortar tramo utilizando como libramiento  la pista prohibidísima al pie humano. En virtud de lo estricto y severo de las leyes en Singapur, debe estar ya en la cárcel. 

 
A pesar de las banderas amarillas y de tener en sus espejos a un rival de la calidad y hambre como Ricciardo, Sebastian jamás puso en duda su liderato. En su racha de positividad, sin tanto bombo y platillo, con éste triunfo, Vettel supera el número de victorias del gran Ayrton Senna.
 
Nico Rosberg y Valteri Bottas tuvieron un relajado recorrido, jamás amenazados por nadie, conservaron desde el inicio su cuarta y quinta posición. Detrás de ellos también sin contrariedades, el ruso Daniil Kvyat amarraba un muy buen sexto puesto.

Checo Pérez estuvo ocupado el día de hoy: guerroso, certero y maduro, desde el inicio de la carrera, saltó para contender a su coequipero, incluso argumentando por radio que era más rápido que Hulkenberg y era cierto, posteriormente lucharía con Sainz, con Grosjean, con Alonso, con Button y finalmente contuvo a un aguerrido Max Verstappen, quien cada día mejora a la velocidad de un astro en llamas.  Checo terminó séptimo y Max Verstappen noveno. Hulkenberg colisionó con Massa y además fue declarado culpable del incidente, penalizándole con tres posiciones para el próximo GP.


Sauber, discretamente colocó a sus autos en 10 y 11 efectivamente.

Maldonado, otra vez sin palabras. No tiene ni un rayito de luz con su suerte.

Duele, lastima y es completamente ridículo, observar la frustración del esfuerzo de ambos pilotos de Mclaren. No hay palabras para la indignación que muestran en sus rostros. Espero que a ese paso, no sea a sus bolsillos, por los problemas que avisan a Mclaren.






No hay comentarios:

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates